Pasar al contenido principal

ANDER: Resistencia cultural en El Trolley y Matucana 19

29 de septiembre al 24 de diciembre de 2022

ANDER: Resistencia cultural en El Trolley y Matucana 19

Publicado el 21/09/2022
Imagen en blanco y negro de un grupo de personas
Panorámica de asistentes a uno de los tantos eventos multidisciplinares realizados en El Trolley. Gonzalo Donoso, sin fecha determinada.
Dando cuenta de la contracultura de los 80s, a través de obras y registros realizados en diversos formatos, la exposición multidisciplinar ANDER: Resistencia cultural en El Trolley y Matucana 19, se presenta en el Museo Nacional de Bellas Artes entre el 29 de septiembre y el 24 de diciembre.
Con una serie de entrevistas, acciones, performances y un seminario la muestra invita al público a revivir la escena cultural disidente santiaguina, de un período marcado por la dictadura en Chile.

Entre 1983 y 1990 El Trolley y Matucana 19 fueron dos caras de una misma moneda. Galpones en los que se entrelazaron al ritmo de punk, rock y pop, obras teatrales, performance, conciertos, exposiciones, debates, lanzamientos de revistas y cómics, y los primeros eventos de carácter feminista.

ANDER: Resistencia cultural en El Trolley y Matucana 19 es una exposición multidisciplinar centrada en ambos espacios míticos de la escena cultural disidente de Santiago en la década de los 80s. Transformados en el epicentro de reunión de la excéntrica juventud de la época, los dos lugares se erigieron como refugio de quiénes buscaban libertad, goce y apertura entre los bordes de una ciudad sitiada y reprimida por la dictadura militar. Un periodo marcado por la crisis económica, el comienzo de las protestas masivas contra el régimen, el posterior declive de la dictadura y la esperada llegada de la democracia. 

De la mano del curador, investigador y crítico del arte Juan José Santos, junto con el productor Matías Cardone y el museógrafo y artista José Délano, la muestra testifica, a través de materiales originales en su gran mayoría inéditos, lo ocurrido desde el nacimiento de estos dos espacios hasta su desaparición. 

“Su interés reside no solo en la reconstrucción de un momento político y cultural significativo y en el conocimiento de materiales, muchos de ellos inéditos, sino también en la comprensión de un proceso que no solo se caracteriza por la resistencia política, sino también por procesos que tienen lugar al interior de la práctica artística en que cristalizan y se entremezclan nuevas formas expresivas e incluso nuevas formas de conexión con el acontecer cultural internacional”, comenta Fernando Pérez, director MNBA, sobre la temática de la exposición.

Son más de 100 obras las que reconstruyen un relato colectivo potenciado por las palabras de sus propios impulsores: Jordi Lloret y Rosa Lloret, Pablo Lavín y Ramón Griffero. Ellos incitaron las actividades de El Trolley y Matucana 19, convirtiendo galpones en desuso en dos centros culturales donde la vanguardia, la fiesta y la resistencia se unían.

“El renacimiento de una algarabía que cortó el Golpe de 1973”, en palabras de uno de los fundadores de Matucana 19, Jordi Lloret. 

“Para no hablar como ellos hablan, ni representar como ellos representan. Autónomos porque no tenemos nada, y nada nos dieron. Autónomos porque auto-generamos y nos auto-conducimos”, se leía en el manifiesto escrito en 1985 por Ramón Griffero, cuyo teatro fue el gran protagonista de El Trolley.

En ambos polos culturales, decenas de artistas, como Las Yeguas del Apocalipsis, Lorenzo Aillapán, Electrodomésticos, Contingencia Sicodélica, Víctor Hugo Codocedo, Colectiva Wurlitzer, Kena Lorenzini, Jorge Brantmayer, Paz Errázuriz, Vicente Ruiz, Las Cleopatras, Los Fiskales Ad-hok, Viena, Mauricio Celedón, entre otros, experimentaron, criticaron y denunciaron a través de la creatividad. Espacios en los que el baile y la fiesta se fusionaba con el compromiso político en una mezcla de emociones de júbilo, rabia, desesperación y optimismo en una tribu, como se denominaban muchos de ellos, que desconocían lo que el futuro depararía. Y que, sin embargo, esa incertidumbre no apagó sus ganas de hacer cosas. Al contrario. Generaron obras y acontecimientos que aun siendo, en su mayoría, de carácter efímero, han trascendido un lugar y un tiempo.

“Hablamos de una generación de jóvenes que se la jugaban al realizar acciones creativas y contestatarias bajo dictadura. Tanto los que las ideaban, como los que acudían de público. Con fusión y diálogo entre disciplinas, identidades y afinidades, y sin ningún ánimo de lucro”, afirma el curador de la muestra Juan José Santos.

La exposición encarna el espíritu de celebración y rebeldía de la cultura alternativa de los 80s, contiene en su repertorio material de vinculación sonoro y audiovisual donde la audiencia podrá ver y escuchar en sala, entrevistas y conciertos de personajes y bandas de la época, recreaciones de obras teatrales, performance e instalación, y un mesón de lectura de revistas y fanzines de la época para ser explorados por los visitantes.

En este mismo ánimo, la muestra estará acompañada por el experimento de mediación pública llamado Torre de Control que será desplegado como una intervención urbana, en el patio exterior del Centro Cultural Matucana 100, a pocos metros de Matucana 19. La Torre de Control buscará amplificar el espíritu Ander a través de materiales sonoros como podcasts y playlists, curadas por anfitriones específicamente invitados, acciones en vivo, performances y encuentros en colaboración con diferentes protagonistas de la escena de la resistencia cultural actual y pasada en Chile.

Para situar una discusión cruzada por los mismos asistentes de El Trolley y Matucana 19 se realizará un seminario, que tendrá lugar el 4 y 5 de octubre del 2022 en el Salón José Miguel Blanco del Museo Nacional de Bellas Artes de Chile. Esta instancia cuenta con la organización y participación de la Facultad de Artes de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La exposición cuenta con el auspicio de la Corporación Cultural CchC y Ley de donaciones culturales y cuenta con el financiamiento del Fondart, Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.